7 tipos de ordenadores de sobremesa que debes conocer

¿Sabías que existe diversidad de tipos de ordenadores de sobremesa? Al igual que hay diferentes modelos de ordenador portátil, también hay variedad de dispositivos de sobremesa. Cada uno de estos tipos está pensado para diferentes tareas como ofimática, jugar a videojuegos, diseño o si simplemente necesitas un equipo para trabajar. Así que si estás pensando en comprar un ordenador de sobremesa, lo más importantes es que conozcas los tipos.

Tipos de ordenadores de sobremesa

Sobremesa convencionales

Los ordenadores de sobremesa convencionales, también conocidos como PC de escritorio, son sistemas informáticos diseñados para ser utilizados en un entorno fijo, generalmente en un escritorio o mesa. Las versiones estándar son ideales para tareas básicas como ofimática, navegar por internet o ver contenido online. Si buscas algo básico y accesible, este es el modelo perfecto para ti.

Sobremesa gaming

Los ordenadores de sobremesa gaming son dispositivos diseñados específicamente para ofrecer un rendimiento superior en videojuegos, con hardware potente y capacidades de personalización para satisfacer las demandas gráficas y de procesamiento de los juegos más exigentes.

Estos sistemas suelen estar equipados con procesadores de alto rendimiento, como los Intel Core i7 o i9 y los procesadores de la serie Ryzen de AMD, junto con tarjetas gráficas de gama alta, como las Nvidia GeForce RTX o las AMD Radeon RX, que ofrecen un rendimiento excepcional para juegos en resoluciones altas y con detalles gráficos máximos. Además, se recomienda al menos 16 GB de RAM para garantizar un rendimiento suave y sin interrupciones, y se prefiere el almacenamiento rápido de unidades de estado sólido (SSD) para cargar rápidamente los juegos y reducir los tiempos de carga.

Por otro lado, también es importante contar con un sistema de refrigeración eficiente para mantener temperaturas estables y evitar el sobrecalentamiento de los componentes, y muchos PC gaming están diseñados con una estética llamativa y características de iluminación RGB personalizables.

Los usuarios también pueden personalizar su PC con accesorios como teclados, ratones y monitores gaming, y los sistemas suelen ofrecer una variedad de puertos de conexión y opciones de expansión para dispositivos periféricos y componentes adicionales.

Ordenador gaming

Estaciones de trabajo

Los ordenadores de sobremesa workstation, también conocidos como estaciones de trabajo, son sistemas diseñados para aplicaciones profesionales y técnicas que requieren un alto rendimiento en tareas como diseño gráfico, modelado 3D, renderización, edición de video, desarrollo de software, ingeniería, simulación y análisis de datos.

Estos tipos de ordenadores de sobremesa están optimizados para proporcionar un rendimiento fiable y eficiente en aplicaciones exigentes y cargas de trabajo intensivas. Suelen estar equipados con procesadores de alta gama, como los Intel Xeon o los AMD Ryzen Threadripper, que ofrecen múltiples núcleos y un rendimiento de procesamiento excepcional. Además, suelen contar con grandes cantidades de memoria RAM, a menudo en el rango de 32 GB o más, para manejar grandes conjuntos de datos y tareas multitarea de manera eficiente.

Las tarjetas gráficas profesionales, como las Nvidia Quadro o AMD Radeon Pro, son comunes en estaciones de trabajo, ya que están optimizadas para aplicaciones profesionales y ofrecen una precisión y estabilidad mejoradas en comparación con las tarjetas gráficas de consumo.

El almacenamiento también es algo muy importante en las estaciones de trabajao. Los mejor será contar con unidades SSD de alta velocidad para un acceso rápido a los datos y unidades de almacenamiento de gran capacidad para archivos grandes.

Barebone

Un barebone, también conocido como «kit de carcasa desnuda» u «ordenador de sobremesa en estado semicompleto», es un tipo de ordenador de sobremesa que viene parcialmente ensamblado, generalmente con la placa base y la carcasa incluidas, pero sin algunos componentes clave como el procesador, la memoria RAM y el disco duro.

Los barebones pueden ser una opción atractiva para aquellos que desean un sistema personalizado pero que no quieren empezar completamente desde cero, ya que proporcionan una base sólida sobre la cual construir. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la compra de componentes adicionales como el procesador, la RAM y el almacenamiento puede aumentar el costo total del sistema, por lo que es importante considerar el presupuesto antes de optar por un barebone.

All in one

Los ordenadores «todo en uno» o AIO son sistemas informáticos que integran todos los componentes principales de un ordenador en una única unidad, eliminando la necesidad de una torre de computadora separada. Estos dispositivos suelen consistir en una pantalla de alta resolución que incluye todos los componentes internos, como la placa base, el procesador, la memoria, el almacenamiento y otros dispositivos periféricos.

Tienen un diseño compacto y minimalista que ahorra espacio en el escritorio y simplifica la configuración al eliminar la necesidad de múltiples dispositivos y cables. Los AIO están disponibles en una variedad de configuraciones de hardware para adaptarse a diferentes necesidades de uso, desde modelos básicos hasta AIO de alto rendimiento con procesadores potentes y almacenamiento rápido. Ofrecen una experiencia visual inmersiva con pantallas de alta resolución, y algunos modelos incluso ofrecen pantallas táctiles para una interacción más intuitiva. Con una variedad de puertos de conectividad, los AIO son versátiles y adecuados para una amplia gama de aplicaciones, desde tareas cotidianas hasta juegos y entretenimiento multimedia en el hogar.

Ordenador all in one

Mini ordenador

Los mini ordenadores son sistemas informáticos compactos que ofrecen un rendimiento similar al de un ordenador de sobremesa tradicional, pero en un formato mucho más pequeño y portátil. Estos dispositivos son ideales para aquellos que tienen limitaciones de espacio, como escritorios pequeños o entornos donde se requiere portabilidad.

Los mini ordenadores suelen tener un factor de forma pequeño, similar al de un decodificador de TV o un enrutador, lo que los hace fáciles de colocar y transportar. A pesar de su tamaño reducido, muchos mini PCs cuentan con hardware potente, incluyendo procesadores Intel Core o AMD Ryzen, memoria RAM suficiente y almacenamiento en forma de unidades de estado sólido (SSD) para un rendimiento rápido y ágil.

Aunque no son tan expandibles como los ordenadores de sobremesa tradicionales, algunos mini PCs permiten la ampliación de la memoria RAM o el almacenamiento a través de puertos y ranuras específicas. Además, ofrecen una variedad de opciones de conectividad, incluyendo puertos USB, HDMI, Ethernet y Wi-Fi, lo que los hace versátiles para una amplia gama de usos, como navegación web, reproducción multimedia, trabajo de oficina y juegos ligeros.

Ordenadores para diseñar

Los ordenadores de sobremesa diseñados para actividades de diseño gráfico, diseño industrial, arquitectura y otras disciplinas creativas suelen ser máquinas potentes capaces de manejar cargas de trabajo intensivas y renderizado de gráficos complejos. Estos ordenadores están optimizados para proporcionar un rendimiento rápido y estable en aplicaciones de diseño exigentes como Adobe Creative Suite (Photoshop, Illustrator, InDesign), AutoCAD, 3ds Max, SketchUp y otros programas similares.

Suelen estar equipados con procesadores de alta gama, como los Intel Core i7 o i9, o los procesadores de la serie Ryzen de AMD, que ofrecen múltiples núcleos y velocidades de reloj altas para manejar tareas de diseño intensivas. Además, estos ordenadores suelen contar con grandes cantidades de memoria RAM, a menudo en el rango de 32 GB o más, para manejar grandes conjuntos de datos y permitir la multitarea fluida. Las tarjetas gráficas dedicadas de gama alta, como las Nvidia GeForce RTX o las AMD Radeon Pro, son esenciales para proporcionar un rendimiento gráfico rápido y fluido en aplicaciones de diseño 2D y 3D. También es importante contar con almacenamiento rápido, como unidades SSD, para una rápida carga y acceso a archivos grandes. La conectividad y la capacidad de expansión también son consideraciones importantes, ya que estos ordenadores pueden necesitar conectarse a múltiples dispositivos periféricos y pantallas, y es posible que se requieran actualizaciones de hardware en el futuro para mantener el rendimiento óptimo.

Como puedes ver, hay diversidad de tipos de ordenadores de sobremesa, ¡ahora solo queda elegir el que más te guste!

Deja un comentario